Nadie es perfecto

Víctor Fuentes abre esta nueva etapa de Exégesis con un guiño a nuestro pasado sci-fi. Esta vez con un breve relato donde la simpleza y la calidez están al servicio del futuro…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 comentarios

  1. Je je. Eso le pasa por no fijarse bien. Desde el principio se adivinaba a una ciborg perfecta 🙂
    Magnífica historia y con un dibujo espectacular. Lo único que me choca es que no haya ningún otro personaje. ¿Un mundo semi-vacío?

  2. Cierto!!. Cuando dibujo una historieta solo pienso en los protagonistas. Demasiada serie B ufff!! uno contra el mundo.

x